Blogia
cuadernodenoche / lunas

TERCERA MEDITACIÓN (Fragmento): François CHENG

 

 

  [...] Cuando la autenticidad de la belleza se ve garantizada

por la bondad, nos encontramos en el estado superior de la

belleza, la que va, repitámoslo, en el sentido de la vida abierta,

aquella a la que uno aspira como algo que se justifica en sí.

Lo que se justifica en sí en el orden de la vida es la belleza, que,

elevándose hacia el estado de gozo y de libertad, permite a la

bondad misma superar la simple noción de deber. La belleza es

 la nobleza del bien, el placer del bien, el goce del bien, la

irradiación misma del bien.  [...]

 

 

 

 

De Cinco meditaciones sobre la belleza (Ediciones Siruela, Madrid 2007)

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres