Blogia
cuadernodenoche / lunas

Ese silencio tuyo, ese silencio... Antonio Porpetta

Ese silencio tuyo, ese silencio

de piedra dolorida,

de ábside vacío,

de columna negada a las alturas.

Ese silencio tuyo

                            que los lentos buriles

han sembrado en tus arcos,

en los desalentados arbotantes,

en la gárgola inútil, en tus muros

abandonados ya de la esperanza.

Ese heridor silencio que transpiran

las huellas invisibles de tus losas,

los ignorados huesos

de abades lejanísimos,

el llanto universal que se derraman

en tus vencidos claustros.

Ese antiguo silencio con que cubres

tu agónico existir desmoronado,

la nostálgica muerte que te habita

en los huecos abiertos al olvido.

Ese silencio tuyo se me esconde

hecho puro dolor en la memoria,

y yo lo guardo allí,

en la cuna-rincón donde conservo

los recuerdos más hondos, la presencia

de mis viejos gigantes,

los que ayer fueron símbolo y antorcha

y hoy tan sólo se arropan con la lluvia.

 

 

 

 

De Meditación de los asombros

(Editorial Prometeo, Valencia 1981)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres