Blogia
cuadernodenoche / lunas

Fragmento: Arturo LEYTE

 

 

 

[...] En el mismo año en que Van Gogh pintaba La noche estrellada en Provenza, nacía en Alemania Martin Heidegger, que iba a ser el filósofo que tomaría prestada la visión (la pintura) de unos zapatos de Van Gogh con la intención de interpretar un acontecimiento singular fuera y más allá de ese flujo absoluto al que, por otra parte, también obedecía la pintura de Van Gogh. La obra de Heidegger que tiene en su horizonte a la de Van Gogh no dejará de ser en todo momento una articulación pensada de esa resistencia que permite ver las cosas a otra luz. Vamos a reconocer esa "otra luz" -que quizás tenga que ver más con la sombra, frente a la plena luz del inmanente tiempo absoluto- como la luz de la noche estrellada y, por ende, como la luz de la muerte.

 

De El arte, el terror y la muerte

Abada Editores (Madrid 2006)

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres