Blogia
cuadernodenoche / lunas

LA PUERTA SE ABRE... J.LEYVA

 

La puerta se abre  durante breves instantes

cada día        La oportunidad de cruzarla se

ofrece libremente a todos los que pasan por

delante              Nadie conoce lo que al otro

lado existe           La mayoría conoce lo que

a este lado hay              Nadie, sin embargo,

acaba de decidirse          Alguno (tal vez por

error) traspasa el umbral, y se  pierde quizá

para siempre            Algún otro (tal vez bien

orientado) da un paso al frente y desaparece

tras la puerta            Como mucho, un par de

personas (una equivocada, otra segura) aban-

dona  diariamente su   anónimo  lugar  en el

mundo para  hundirse en el perpetuo anoni-

mato del otro lugar           Los que se desva-

necen mediante esta táctica son muy pronto

reemplazados, su ausencia apenas es advertida

a este lado de la puerta              Nada se sabe

acerca de lo que hacen en el otro lugar,  don-

de su presencia es necesariamente advertida

 

 

 

De La Calle de los Arboles Dormidos (Taller Ediciones JB, Madrid 1974)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres