Blogia
cuadernodenoche / lunas

OBOE SUMERGIDO: Salvatore QUASIMODO

 

 

 

Avara pena, tarda tu don

en esta hora mía

de suspiros abandonados.

 

Un gélido oboe vuelve a silabear

alegría de hojas perennes,

no mías, y olvida;

 

anoche en mí:

se escurre el agua

en mis manos herbosas.

 

Alas oscilan en bronco cielo,

perecederas: el corazón transmigra

y yo me siento yermo,

 

y escombros son los días.

 

 

 

 

 

De Oboe Sumergido

Poesía Completa (Traducción e introducción Antonio Colinas.

Ediciones Linteo 2004)

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres