Blogia
cuadernodenoche / lunas

CORRESPONDENCIAS: Charles Baudelaire

La Naturaleza es un templo en donde vivos pilares

dejan de vez en cuando salir confusas palabras;

el hombre lo recorre a través de unos bosques de símbolos

que le observan con ojos familiares.

 

Como largos ecos que de lejos se confunden

en una tenebrosa y profunda unidad,

vasta como la noche y como la claridad,

los perfumes, los colores y los sonidos se responden.

 

Hay perfumes  frescos como carnes de niños,

dulces como los oboes, verdes como los prados,

y de otros corrompidos, ricos y triunfantes,

 

teniendo la expansión de las cosas infinitas,

como el ámbar, el benjuí, el almizcle y el incienso,

que cantan los transportes del espíritu y de los sentidos.

 

 

 

 

De Spleen e Ideal. Traducción Enrique Parellada

Baudelaire Obra poética Completa.

Libros Rio Nuevo (Barcelona 1977)

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres