Blogia
cuadernodenoche / lunas

Silenzio. Sofía Gubaidulina

 

“La pieza se titula Silenzio (1991) porque la mayor parte se

interpreta en pianissimo. No era mi intención representar

simplemente el silencio o crear la impresión de silencio.

Para mí, el silencio es el terreno en el cual puede crecer algo.

Pero, ¿qué?  Se crean relaciones rítmicas muy precisas.

Estas aparecen en cada una de las cinco miniaturas: a veces

ocultándose bajo la apariencia de episodios dentro de la forma,

a veces mostrándose abiertamente, como la relación entre la

duración de las notas. Al final, lo manifiesto y lo latente

convergen en una síntesis: a lo largo de todo el movimiento

podemos escuchar secuencias rítmicas claramente formuladas

en la parte del bayan (similares, por ejemplo a las variaciones

sobre un único ritmo). Y es este mismo ritmo el que se puede

escuchar en la relación entre episodios dentro de la forma

general: 7-2-5”.

 

 

 

 

 

 

Tomado de las notas al programa del concierto de cámara

Carta blanca a Sofía Gubaidulina.

14 de enero de 2009.

Auditorio Nacional de Música de Madrid.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres